Mantenimiento de instalaciones renovables.
Revista Energías Renovables Nº149
Páginas 32 a 35

Fuente: www.energias-renovables.com
EÓLICA MUNDO

Mantenimiento de instalaciones renovables
Calidad e internacionalización

El pasado 16 de febrero se celebró en Madrid la primera jornada organizada por la Asociación de Empresas de Mantenimiento de Energías Renovables (Aemer), en la que se abordaron y debatieron algunos de los temas que deben permitir la consolidación de las empresas, tanto su profesionalización como la necesaria internacionalización para garantizar la sostenibilidad.

En este artículo, firmado por el vicepresidente de Aemer, se analiza lo más destacado de la jornada.

Como punto de partida hay que tener en cuenta la evolución del propio sector que ha ido perdiendo de forma progresiva la garantista tarifa regulada, conocida como feed-in, para pasar a un mercado más competitivo, donde en muchos casos el único coste variable sobre el que se puede actuar es precisamente el de mantenimiento pues el resto –alquileres u operación económica, por ejemplo– o son más rígidos o tienen un menor peso relativo. Ello hace que muchos propietarios tengan una tendencia progresiva a reducir el coste de mantenimiento, lo que puede comprometer la disponibilidad de las plantas, sobre todo si no se contrata a empresas con la calidad y experiencias suficientes.

Operación más flexible de los parques
Esta situación que se da de forma general en el mundo, tiene sus características específicas en España, donde muchas plantas se han convertido en “merchant” por los cambios introducidos por la reforma energética, lo que en muchos casos ha modificado la forma de operar pues se observa una cierta tendencia a vender la
electricidad a precios diferentes de cero y en algunos casos, incluso, a parar las plantas cuando los precios son muy bajos. Lo que puede suponer que algunas tareas de mantenimiento preventivo se puedan hacer en momentos de viento alto. Eso podría modificar la tradicional estacionalidad de este tipo de actividades que solían ser realizadas en momentos de bajo viento.

Todo ello va a implicar una modificación de los indicadores de calidad (KPI) tradicionalmente utilizados, tal y como fue comentado por el representante de Availon pues, si bien se mantiene el de disponibilidad técnica como KPI clásico, progresivamente se introducen también la disponibilidad energética que en el futuro podría incorporar algunos sesgos en función de los precios del mercado. De forma complementaria y dado el creciente dinamismo del sector, también se proponen nuevos indicadores como “tiempo medio entre mantenimientos correctivos” o “tiempo medio entre preventivo y correctivo”, siendo los principales retos no sólo la definición de los KPI sino también la posibilidad de medirlos.
En este sentido, la progresiva introducción de sistemas de recogida, sistematización y tratamiento de los datos, a través de herramientas especificas que incluyan modalidades de big data, van a ayudar a la obtención de diferentes indicadores a partir de la ingente fuente de información que son las propias instalaciones.
Una vez más se está avanzando en la puesta de herramientas IT que además del tratamiento de la información,
tanto de los Scada de los parques como de la propia del mantenimiento presentado por Smartive, impulsen las mejoras de la comunicación interna del parque y de esta con el centro de control por Isotrol.
Uno de los temas también debatidos fue la necesidad de personal de forma permanente en las instalaciones, lo que conduce a que, en general, la carga de trabajo no dedicada específicamente a los aerogeneradores pueda acercarse al 50%, especialmente en situaciones de viento elevado. En este sentido, el mantenimiento multitecnología puede tener sentido pues en estos periodos se pueden realizar el mantenimiento de otro tipo de instalaciones y ahí es dónde el volumen puede aportar interesantes sinergias.

Mantenimiento de la calidad
Un tema recurrente a lo largo de la jornada fue el mantenimiento de la calidad, en el que insistieron todos los ponentes, en particular Dresser–Rand A Siemens Business, como criterio clave a la hora de realizar las contrataciones de las empresas de mantenimiento, lo que indudablemente tiene que ir unido a exigentes condiciones de seguridad y salud laboral, habida cuenta, además, de la elevada competencia actual del sector con nuevos entrantes empujando a la baja los precios.
Evidentemente el tamaño de las empresas y la estructura empresarial de las mismas afecta a la hora de tomar decisiones sobre la estrategia de mantenimiento. En este sentido se observa una cierta caída de las bonificaciones sobre los contratos base y cada vez el mantenimiento se orienta más a precios fijos.
Indudablemente, dado que algunos parques cobran la retribución a la inversión y el mercado sólo es una parte de sus ingresos, en algunos casos los fabricantes, con el acuerdo del productor, incorporan el “derating” bajando la potencia nominal, lo que disminuye el desgaste de los aerogeneradores. La estrategia del mantenimiento definida por cada productor estará también ligada a la disponibilidad de repuestos al haber desaparecido algunos fabricantes, la posibilidad de utilizar equipos reacondicionados y todo ello dentro de un contexto general de alargamiento de vida de las instalaciones.
La progresiva y fuerte entrada de las sociedades de capital riesgo observada en los últimos años fue también un tema analizado pues por lo general gestionan los activos con criterios más inmediatos y con, en principio, limitada curva de aprendizaje de la experiencia acumulada en las etapas anteriores del mantenimiento.

Centros de excelencia y gestión coordinada de almacén
Habida cuenta de la evolución del sector, que no está exento también de la concentración y compras que se ha visto por el lado de los productores, se hace necesario evolucionar a nuevas propuesta y métodos de gestión. En este sentido se avanzó en los centros de conocimiento o COREs presentados por Cobra como una fórmula para mejorar las tareas de mantenimiento ante los retos técnicos y contractuales ya mencionados, además de las elevadas inversiones que sobre todo suponen los correctivos y la elevada dispersión del conocimiento observada en el sector.
Otro tema en el que se está trabajando y por el que Aemer está apostando de forma decidida para optimizar los costes y reducir los plazos de suministro es la gestión coordinada de almacén. En España existen multitud de modelos de aerogeneradores instalados. Evidentemente el stock tiene un coste financiero y además corre el riego de deteriorarse con el paso del tiempo, por lo tanto la propuesta es un sistema de almacén compartido
como el que se muestra en el mapa de la página anterior para el caso de la V90 donde se presenta el centro de gravedad de la presencia de estos aerogeneradores.
En coste del stock típico previsto de 9,5 millones de euros la gestión optimizada del mismo puede suponer un menor inmovilizado de unos 4 millones, lo cual esta evidentemente ligado a la concentración de la propiedad en áreas concretas y a un modo de gestión más participativo. Que en última instancia esta en línea con los nuevos modos mencionados al principio de este artículo y que están detrás de la creación de Aemer.

Alargamiento de vida
Una presentación sin duda interesante fueron los criterios para el alargamiento de vida de las instalaciones eólicas, sometidas a fatiga y cargas variables muy dependientes del emplazamiento donde se ubiquen. Para determinar la vida remanente de un parque, tal y como mencionó EDPR en su presentación, es importante
hacer un estudio inicial del estado del aerogenerador, características del viento en el emplazamiento y paradas de emergencia de cada aerogenerador. Para realizar el estudio se organiza el parque en diferentes clúster con régimen de vientos similar y se realiza una inspección exhaustiva de los diferentes componentes, concentrándose en aquellas que se consideran más críticas dentro de la vida útil del aerogenerador. En este sentido, desde que el parque tiene una cierta vida, en el entorno de los quince años, es importante que el mantenimiento preventivo de calidad y el correctivo estén orientados a alargar la vida de las máquinas. Y es aquí, una vez más, donde el papel de las empresas de Aemer vuelve a ser importante.

Innovación tecnológica
Como en otros foros, uno de los temas claves fue la innovación tecnológica ligada al mantenimiento. Algunos de los temas ya han sido abordados, fundamentalmente la introducción de nuevos conceptos de gestión como los centros de excelencia, la gestión coordinada de stocks, o la utilización de la gran cantidad de datos que produce un parque eólico para introducir nuevos parámetros e indicadores, así como sistemas ligados al
big data que ayuden a tomar decisiones.

De forma más detallada, Ingeteam abordó también la introducción de sistemas de velocidad variable en aerogeneradores de velocidad fija, con el objetivo de incrementar la producción y extender la vida de alguno de los componentes claves del aerogenerador. De esta manera, introduciendo un nuevo convertidor y modificando en control, se puede garantizar una mayor producción, un régimen de funcionamiento menos agresivo mecánicamente y una extensión de vida de la máquina pudiendo con ello disfrutar de un mayor tiempo de explotación de los activos.

Mantenimiento fotovoltaico
Aemer nació con la vocación de orientarse al mantenimiento de todos los proyectos de renovables y en la jornada hubo espacio para abordar el mantenimiento fotovoltaico –corrió a cargo del Ciemat– en los aspectos más generales de medida de la curva IV, termografía para determinar los puntos calientes y diferentes métodos
para evaluar la degradación de los paneles.

Por el lado de SP Control se presentó la evolución del mantenimiento en las instalaciones fotovoltaicas afectadas por la reforma energética y que las ha colocado en una situación compleja, muy próximas
al default, lo que somete al mantenimiento a una elevada presión para la reducción de los precios. Además de la
organización del mantenimiento y una vez más, la importancia de la disponibilidad de repuestos, se abordó la medida del performance ratio y en general la producción de las instalaciones en comparación con la inicialmente esperada.
Por el lado de los inversores, Ingeteam mencionó los principales retos del mantenimiento adecuado de los mismos así como los factores que afectan a su disponibilidad y duración, aportando soluciones innovadoras y flexibles, tanto en instalaciones completas con sus equipos como con inversores de terceros.

Mantenimiento termosolar
Por el lado termosolar, se presentaron las soluciones tanto en una planta convencional cilindro parabólica sin almacenamiento como en una planta con apoyo de biomasa. Se trata por lo general de un mantenimiento poco externalizado y complejo, donde los procesos de intercambio de calor, perdidas de rendimiento, transmisiones en los haces de tubo, limpieza y rotura de espejos son críticos.
Un tema sin lugar a dudas interesante por la singularidad y también el tamaño de la planta fue presentado por GdES COMSA para la termosolar Borges, planta única en el mundo pues utiliza la biomasa como combustible de apoyo, siendo por tanto 100% renovable.

Durante la jornada se entregó a Dresser–Rand A Siemens Business el primer sello de calidad por parte de Applus que ha actuado como empresa certificadora. Este sello es la primera iniciativa en el mundo para avalar la calidad y la profesionalidad de las empresas de mantenimiento, sector sometido a una elevada presión competitiva donde el precio ha ido ganando terreno sin que esté siempre respaldado por el rigor y experiencias suficientes.
Para iniciar el proceso ha sido necesario desarrollar un sistema particular de certificación, una primera iniciativa a la que seguirán el resto de los proveedores independientes de servicios (ISP) de Aemer a lo largo de este año 2016.

* Jorge Magán es vicepresidente de Aemer y director gerente de Ingeteam Service.

X