AEMER – Noticias Renovables – 26 Junio 2018

por | Jun 26, 2018 | Alberto Ceña, Mantenimiento, Newsletter, Sello Q-ISP, Solar |

En este Artículo de la mano de Alberto Ceña, Secretario General de AEMER y consultor de BEPTE, S.L. abordamos la importacia de la calidad en el mantenimiento de las plantas teniendo en cuenta que en muchos casos van a tener una vida mínima de cuarenta años.

El sello ISP-Q de AEMER para la fotovoltaica es una evolución del correspondiente a la eólica pero se añade la complejidad de entrar más en detalle en el mantenimiento específico de las instalaciones, dada la singularidad de las diferentes tipologías de proyectos fotovoltaicos.

 

Del sello de calidad a la calidad del sello

 

Del sello de calidad a la calidad del sello

 

El sector de las energías renovables concentra un amplio abanico profesional que va desde los “cuellos blancos” de los fondos de inversión, bancos y promotores, hasta los “cuellos azules” que se encargan de mantener las instalaciones en estado operativo. Pues bien, hablando el otro día con una persona de este último segmento me decía: “… es posible que todos tengan una fuerte carga de trabajo pero mientras algunos tienen una “cómoda” posición gestionando en los despachos a través de sus hojas de cálculo, nosotros “estamos en el barro” nos llevamos la peor parte con bajos salarios y solo se acuerdan de nosotros, para ponernos a parir, cuando los proyectos no funcionan bien.”. Terminaba su comentario con un contundente. “.. nos gustaría que tuvierais éxito con vuestro sello de calidad: mejoraría nuestro salario y la formación interna…”.

Este beneficio colateral siempre estuvo implícito cuando se nos ocurrió diseñar y poner en práctica el sello de calidad ISP-Q AEMER pero nunca lo había visto de una forma tan clara y contundente: la mejora de las condiciones y la profesionalidad del sector.  La experiencia nos ha demostrado que el proceso de auditar a las empresas, 8 eólicas y 1 fotovoltaica, tiene el beneficio de que la propia empresa se ven impulsadas a mejorar sus procedimientos para cumplir con los principales capítulos del Sistema Particular de Certificación (SPC), a saber:

  • Experiencias previas tanto de la empresa como de los gestores
  • Procedimientos internos
  • PRL Seguridad y Salud, EPIS
  • Utilización del GMAO
  • Control interno
  • Gestión del servicio
  • Formación del personal
  • Comportamiento ambiental
  • Inspección y ensayo
  • Calibración de herramientas

Se trata de una iniciativa innovadora dentro del sector de las renovables por su alcance y profundidad y hasta la fecha no existen sellos similares en el sector eólico. La situación cambia en el fotovoltaico donde se conocen al menos dos sellos de calidad: TUV Rheinland y más recientemente el Solar Best Practices Mark puesto a punto por Solar Power Europe.

Por lo que respecta al sello de TUV tiene ciertas similitudes con el ISP-Q de AEMER pues en ambos casos se analizan las características de la empresa y los procedimientos de mantenimiento específicos, pero en nuestro caso se profundiza más en los procesos internos de gestión de la empresa, la formación de los empleados, los planes estratégicos y las herramientas utilizadas tanto para las labores propias del mantenimiento, como para el seguimiento del preventivo, los indicadores de calidad y la métrica utilizada en caso. En ambos procedimientos se pone énfasis a todo lo relativo a Seguridad y Salud.

El sello ISP-Q de AEMER para la fotovoltaica es una evolución del correspondiente a la eólica pero se añade la complejidad de entrar más en detalle en el mantenimiento específico de las instalaciones, dada la singularidad de las diferentes tipologías de proyectos fotovoltaicos.

Por lo que respecta a la iniciativa de Solar Power Europe es un sello realizado con apoyo de la Comisión Europea y con la participación de diversas entidades de ámbito mundial como Irena o la Terawat Initiative y se obtiene a partir de un chke list completado por la propia empresa y agrupado en hitos similares al sello ISP-Q, de forma resumida:

  • Seguridad y Salud
  • Formación del personal
  • Gestión de la información
  • Participación en la operación de la planta
  • Tareas y alcance del mantenimiento: preventivo, correctivo y especial
  • Gestión de los datos
  • Maneja de repuestos
  • KPIs

Una vez rellenada la información esta es evaluada por las personas de Solar Power Europe y validada para obtener la “marca” final. Para poder obtener el sello es necesario haber superado los 80 puntos sobre 100. Solar Power Europe recomienda realizar el ckeck list de forma periódica y se reserva la posibilidad de actualizarlo en función de la experiencia y los resultados.

Es un enfoque sin lugar a dudas original, muy centrado en los proyectos pero adolece de la limitación ser un ejercicio interno, aunque en algunas preguntas hay que acompañarlas de documentación adicional, así como con la legislación aplicable en cada país donde opera la Cía.

Desde el punto de vista de AEMER la solución óptima sería combinar el modelo de check list de SolarPower Europe completado con los temas que consideramos más importantes del ISP-Q y realizar una visita a las instalaciones de las empresas y de los proyectos que se seleccionen que de esta forma serían más simples que las actuales. Ya hemos lanzado una propuesta en este sentido a la asociación europea, siendo también nuestro interés extenderlo a otros sectores de las renovables. Desde luego sería la solución óptima por proyección internacional y calidad.

En cualquier caso, el reto fundamental para cualquier sello de calidad es conseguir la aceptación por parte de los agentes, tanto clientes como Cías. De Seguros y Entidades Financieras. El hecho de que una empresa tenga un sello de calidad no significa que sea más cara a corto plazo y desde luego lo será a medio y largo plazo, sin embargo cuando hemos difundido la incorporación del mismo dentro de la estrategia de contratación por partes de las empresas hemos observado reticencias a veces por temas colaterales nada que ver con la excelencia que promulgamos.

En síntesis, el sector de las renovables ha crecido con un claro sesgo económico como se corresponde con el tamaño de las plantas y el dinamismo del mercado, pero es importante poner atención desde el origen a proyectos que van a tener una vida mínima de cuarenta años por lo que la calidad es un criterio fundamental para la satisfacción de clientes, empresas de mantenimiento y trabajadores, como empezábamos el artículo. Seguiremos avanzando.

Procedimientos Adecuados
Alberto Ceña, CEO BEPTE Consultores y Secretario General de AEMER
Alberto Ceña

Alberto Ceña

CEO BEPTE y Secretario General AEMER

Procedimientos Adecuados
X